Disponibilidad y rendimiento: dos conceptos a tratar en esta crisis Sanitaria

Cualquier servicio de TI está obligado a cumplir determinadas funciones de forma adecuada, es decir, debe brindar un índice determinado de disponibilidad que esté integrado a los procesos de negocio de la empresa. En el caso de la disponibilidad, generalmente la medida es el porcentaje que se obtiene al realizar acuerdos entre las caídas y recuperación del servicio.

DISPONIBILIDAD

Ya se que hablemos de aplicaciones o servicios, lo importancia de este concepto es asegurar que los servicios de TI estarán disponibles cada vez que se soliciten, sin importar si el grado de contingencia que se presente en la empresa. Los servicios que se entreguen deben ser fiables, tener un margen operativo establecido y contar con mantenimiento constante.

Esta crisis sanitaria está poniendo a prueba a las empresas respecto a la disponibilidad, sobre todo de sus aplicaciones para realizar teletrabajo. Esto solo demuestra que no se llevó a cabo un correcto diagnóstico en la gestión de disponibilidad.  

RENDIMIENTO

Podemos definir el rendimiento como la capacidad para minimizar el tiempo de respuesta de trabajo, ya sea en transacciones online o en alguna actividad en internet. La correcta gestión de rendimiento permitirá, entre otras cosas, mejorar el nivel de calidad de los servicios de TI, reducir costos asociados a procesos, reducir el número de cambios e incidentes.

Gestionar la demanda es sin duda una de las actividades que cobra mayor relevancia en situaciones de crisis en lo que respecta a la gestión del rendimiento. Saber optimizar y adecuar los servicios, cargas de trabajo y recursos (incluidos monitorización, tiempos de respuesta  

En Resumen, la Gestión de rendimiento busca entender las necesidades presentes y futuras del negocio relacionadas al rendimiento, para poder así planificar respecto a los mejores avances tecnológicos.

En BBS podemos apoyarte a tener disponibilidad de tus aplicaciones incluso en situaciones de contingencia.